Hawwa Morales, monitora de Qigong 1er Duan

Hawwa Morales, monitora de Qigong 1er Duan

miércoles, 26 de abril de 2017

El Qi gong, una forma, tu forma







El Qi gong, una forma, tu forma: El qi gong nos ofrece la posibilidad de añadir a nuestra vida una excelente herramienta al alcance de todo el mundo para mejorar nuestra salud de una manera holística.


Estas líneas son el resultado de mi propia experiencia en la práctica y enseñanza del qi gong y por lo tanto, constituye una opinión personal; no pretende ser una justificación de las virtudes y eficacia de una práctica que existe desde hace miles de años, pienso que su larga historia ya es suficiente base para demostrar que tras ella, existe una realidad.
Parece ser que los orígenes del qi gong como práctica para el mantenimiento y mejora de la salud se remontan a las primeras danzas y a las posiciones que el cuerpo adopta naturalmente o «movimientos espontáneos», para calmar una molestia o dolor; estos gestos fueron evolucionando en movimientos específicos como resultado de siglos de observación y práctica (se han encontrado grabados relativos a estos movimientos que datan del s. IV aC.).
Desde la aparición y evolución qi gong estático y el qi gong dinámico de las diferentes escuelas que surgieron (Confusionsita, Taoista,Budista, etc) millones de personas en China y posteriormente en el resto del mundo están aprovechando y descubriendo sus beneficios. 






¿Qué estilo de qi gong o qué forma son los mejores?

Primero hemos de saber que, por una parte, aunque en la práctica del qi gong dinámico se encuentren distintas formas o sistemas de movimientos o el qi gong estático pueda realizarse en distintas posiciones, la forma es la forma y debe ser respetada ya que se ha ido construyendo para rendir los mejores resultados posibles; no se trata de movimientos llevados por la inspiración del momento, ya que ha de basarse en una teoría definida y sólida construida según las bases de la Medicina Tradicional China. Es como cuando vemos un bailarín o una bailarina ejecutar dificilísimos movimientos, parece que fueran sencillos y que cualquiera podría hacerlo, pero olvidamos que esa «naturalidad» es el resultado de horas y horas, años y años de entrenamiento y técnica.
Pero no por ello, una forma ha de convertirse en «dogma», algo inamovible, todas sus diferencias están justificadas ya que han ido surgiendo del enfoque y relevancia que una escuela o un maestro de a un determinado aspecto de la práctica: el movimiento de la mano, la forma de respirar, su visualización, etc.
Yo diría, si hay que hilar más fino, que... La forma ha de ser absolutamente fiel a los movimientos de la naturaleza: suaves y vigorosos, redondos, armoniosos, flexibles pero firmes y siempre en balance con la respiración y obviamente conforme a nuestra propia anatomía.

Nuestra forma

Por otra parte, nos encontramos que incluso aunque la forma sea una, el modo en que cada persona la expresa e integra la hace irrepetible. No todo el mundo camina igual, o se mueve igual o tiene su equilibrio balanceado de la misma manera, no todo el mundo toca una misma pieza igual (incluso en la música clásica europea, aunque dos músicos tengan la misma partitura, alguien con un oído educado podrá diferenciar el modo de tocar de uno y otro).
Es decir, aunque uno practique la forma de los Wu qin xi (de los cinco animales) de la escuela tal o cual, cumpliendo escrupulosamente con el modo en que se realiza en esta escuela (movimiento de manos, pies, mirada, respiración, etc), incluso entonces ustedes estarán recreando esa forma individualmente, porque cada ser viviente es un elemento único y particular en el entramado de la existencia. Es un eslabón que por su propio ser y estar permite que la cadena siga intacta y fuerte. La forma es el elemento de cohesión, aquello que hace de las individualidades un todo, de ahí que se dé tanta importancia al trabajo en grupo, al silencio en grupo, a la práctica en grupo.
Qigong - práctica de wu qin xi o forma de los cinco animales
A la hora de compartir, hacemos algo «con» alguien, realizamos juntos el camino, el viaje (incluso sin necesidad de movernos del topos geográfico) pero en un avance que cada uno hará por sus propios pies.
En esta alegoría del viaje me gustaría hacer una llamada de atención: ciertamente un camino lleva a un destino, o a varios; hemos de tener más o menos claro hacia donde queremos ir pero el practicante de qi gong debe realizar la práctica sin perseguir una meta u objetivo a toda costa, ya que puede terminar convirtiéndose en una obsesión y la práctica dejará de ser natural y, por consecuencia, dejará de ser qi gong.

El qi gong y nuestro microcosmos personal

La práctica del qi gong es extrapolable a todo acto en nuestra vida, recordemos que también es un método de meditación, es decir, de concentración, nos permite saber donde estamos, qué hacemos y quienes somos en cada instante, nuestra respiración debería recordarnos que somos, existimos a cada hálito, al igual que realizamos un movimiento de qi gong a la vez que inspiramos o expiramos. Nos permite tomar consciencia de nuestros propios bloqueos físicos y mentales.
El movimiento natural del universo es constante expansión y contracción, sobre esta base, los ejercicios de qi gong (ya sea de pie o sentado) conjugan el control de la inspiración y la expiración junto con el de estiramiento y contracción del cuerpos, ejercita cuerpo y mente, aumenta el equilibrio interno y externo.
Las principales funciones del qi gong:
  • Prevención de la enfermedad.
  • Apoyo al tratamiento de la enfermedad.
  • Fortalecimiento del cuerpo.
  • Mejora de la capacidad mental y prolongación de la vida.

Efecto de regulación fisiológica

Según la perspectiva de la medicina moderna, la auto-regulación de nervios y líquidos orgánicos mantiene la salud del cuerpo interno. Esta función de auto-regulación puede ser mejorada con la práctica del qi gong que puede desarrollar la inmunidad sobre patologías menores y por ello favorecer el proceso de curación. A través de movimientos regulares del cuerpo, estimulando el sistema nervioso, las funciones físicas pueden mantenerse en un estado sano. La regulación con la respiración es un proceso de intervención activa que influye sobre las funciones de los órganos internos.
Para la comprensión íntima del ser humano, es necesario tener en primer lugar una buena comprensión de la organización fisiológica del cuerpo, los esquemas adaptativos y de compensación, de la patología.
El cuerpo obedece a tres leyes:
  1. Equilibrio
  2. Economía
  3. Confort 
En el esquema fisiológico, el equilibrio, con toda su dimensión parietal, visceral, hemodinámica, hormonal, neurológica es prioritaria y las soluciones adoptadas son económicas. Como el esquema de funcionamiento es fisiológico, es naturalmente confortable.
En el esquema adaptativo (curvado), la organización del cuerpo tratará de conservar el equilibrio, pero concediendo prioridad al no dolor, sin embargo las acomodaciones o adaptaciones que el cuerpo adopta son soluciones temporales y de supervivencia, pero no se soluciona el problema, más bien al contrario, puede traducirse en un gasto superior de energía y un estado de fatiga mayor.
En este proceso de mala adaptación, se verán comprometidas las cadenas musculares (las cadenas musculares representan circuitos en continuidad de dirección y de planos a través de los cuales se propagan las fuerzas organizadoras del cuerpo) y las fascias, estas últimas son de origen mesodérmico, todas las estructuras conjuntivas (aponeurosis, vainas, tendones, ligamentos, cápsulas, periostio, pleura, peritoneo...) forman parte, en el plano funcional, de una única fascia.
Además esta tela fascial está fijada por el cuadro óseo y toda tensión se reflejará en un préstamo del conjunto de la tela fascial. Produciendose tensión dolorosa; pero además las fascias ligan las vísceras al cuadro músculo-esquelético por lo que cualquier cambio o alteración de la movilidad del cuadro músculo-esquelético se producirá una reducción de la velocidad de una o varias funciones viscerales.
En la práctica del qi gong el estiramiento de los músculos, favorece la liberación de las articulaciones facilitando el curso de la energía hacia todas las direcciones sin bloqueos (tensiones en los músculos) o puertas cerradas (articulaciones bloqueadas).

Efecto psicológico

El cerebro humano es el material base para completar los procesos cognitivos y garantiza la memoria, pensamiento, juicio y otras actividades cognitivas. El qi gong puede favorecer las células del cerebro manteniendo sus funciones, mejorando la memoria y otras actividades cognitivas, retrasando el declive de las mismas.
El estado emocional puede cambiar significativamente mejorando el carácter y reduciendo tendencias negativas que, de acuerdo con la Medicina Tradicional China pueden a su vez influir en el estado físico de la persona.

El estrés y las emociones

El 90% de la población padece o padecerá algún dolor de espalda a lo largo de su vida. Si separamos el dolor de origen reumático, los accidentes, los problemas congénitos asociados a la columna o las patologías graves, es posible llegar a encontrar la participación activa de las emociones en el origen y la perpetuación del dolor.
Reprimir las emociones o expresarlas inadecuadamente tiene consecuencias, desencadenando efectos sobre algunos órganos o partes del cuerpo que se traducen en alteraciones digestivas, contracturas, bajada de defensas en el sistema inmunológico, cefaleas o dolor de espalda.
Algunos ejemplos de correspondencias entre el cuerpo emotivo y el cuerpo físico:
  • El dolor en la zona de los hombros y la parte superior de la columna se asocia sobre todo a una sobrecarga - un exceso de responsabilidad, imposibilidad de llevar a cabo todas nuestras obligaciones.
  • Las alteraciones de la zona dorsal a menudo se relacionan directamente con las emociones. Si nos fijamos en las personas que han recibido una noticia desagradable, la zona más afectada es la del centro frénico; falta la respiración y se ven afectados el diafragma, los pulmones y el corazón. Cuando una noticia nos duele nos llevamos las manos al pecho, al corazón.
  • En la zona lumbar confluyen los miedos, las dificultades económicas, la imposibilidad para tirar adelante y la sexualidad.
El estrés y los problemas hacen que la musculatura se contraiga y normalmente los músculos contraídos son los que más nos duelen, de modo que hacer estiramientos es una buena costumbre ya que un cuerpo flexible tiene una mayor resistencia. Si estiramos la musculatura, también estiramos el sistema miofascial, lo que contribuye a prepararnos para recibir cualquier estímulo estresante al que normalmente reaccionaríamos con una contractura. 

Como podemos ver, el qi gong nos ofrece la posibilidad de añadir a nuestra vida una excelente herramienta al acceso de todo el mundo para mejorar nuestra salud de una manera holística:
  • Potenciando la toma de conciencia a todos los niveles (corporal -Jing-, energético -Qi-, mental y emocional -Shen-).
  • Ayudándonos a nuestro crecimiento personal.
  • Incrementando de la energía.
  • Potenciando el control mental y emocional para lograr el equilibrio.
  • Mejorando la salud (física, mental y emocional).
Los beneficios de practicar qigong
Así como de ir construyendo nuestro propio camino, nuestra propia manera de «ser-estar-hacer» en el aprendizaje de la acción desinteresada, liberándonos de las exigencias a los que nuestra acelerada sociedad del desarrollo está constantemente empujándonos.
Tu tienes derecho a la acción, pero solo a la acción y nunca a sus frutos, que los frutos de la acción no sean nunca tu móvil.
Bhagavad Gita II 47


Más: http://www.saludterapia.com/articulos/a/2609-qi-gong-forma.html#ixzz4fiyU5evI


domingo, 23 de abril de 2017

Fluir cada día...



Qi gong, Tai chi, las formas marciales, es una imagen habitual en los parques de las ciudades chinas, la edad no es una limitación, movimientos relajados y armónicos, concentración, constancia...


Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de la práctica del Qigong: ¿qué forma elegir?

En un artículo anterior Qigong, una forma, tu forma , explicaba que si bien una determinada forma de qigong (o de cualquier otro tipo de p...

Qigong para la salud en Barcelona: Ba Duan Jin, taller de Mayo

Los inicios del Qigong en Europa