Hawwa Morales, monitora de Qigong 1er Duan

Hawwa Morales, monitora de Qigong 1er Duan

viernes, 2 de agosto de 2013

Presentación

Aunque la forma sea una, el modo en que cada persona la expresa e integra la hace irrepetible. Mi intención siempre es ayudar a cada practicante a encontrar "su modo" acompañándolo en el camino de la práctica. 

La vida es movimiento y al igual que el rio que fluye y queda estancado, puede acabar con sus aguas enfermas; gracias a la práctica continua del Qigong se puede promover el correcto funcionamiento de los circuitos del sistema respiratorio y sanguíneo, nutriendo y purificando de manera óptima nuestro organismo. Los distintos sistemas o formas del Qigong favorecen el movimiento de nuestras articulaciones, tendones y musculatura, mejorando nuestra actitud postural y ayudando a su mantenimiento; además, puede ser practicado tanto por niños pequeños como personas ancianas, en grupo o individualmente, favorece y ayuda a la concentración y mejora el auto-conocimiento y con ello, la autoestima y seguridad.

«Mantened la mente quieta y la postura erguida. Debería ser quieta y pura. entonces vuestro cuerpo no se cansará. Si no gastáis vuestra esencia (Jing), prolongaréis vuestra vida. No veáis nada con los ojos, no escuchéis nada con los oídos. No conozcáis nada. Entonces vuestra mente sostendrá su postura interna, que puede ser mantenida.»[Laozi]

El movimiento natural del universo es constante expansión y contracción, sobre esta base, los ejercicios de Qigong (ya sea de pie o sentado) conjugan el control de la inspiración y la espiración junto con el de estiramiento y contracción del cuerpos. Llegados a este punto es necesario precisar que, aunque Tai ChiTaiji) y Qigong tienen orígenes comunes y pueden ser empleados en el campo de la salud, sus técnicas son diferentes. El primero trabaja la energía interna para luego proyectarla hacia el exterior (característica propia de las artes marciales), mientras que el Qigong basa su técnica en el cultivo de la energía interna y en la concentración para equilibrar y favorecer el buen funcionamiento de los órganos a la vez que aquieta la mente.

Si bien el Qigong surgirá como práctica tras la observación y estudio de los llamados «movimientos espontáneos», el aprendizaje autodidacta no es suficiente, solo una práctica guiada correcta, permite asimilar y ejecutar la técnica como algo natural e innato.







«Soplar y escuchar la respiración; librarse del aire gastado y tomar el aire fresco. El oso y el pájaro trabajan por la vida... El cuerpo pertenece al corazón. le corazón pertenece al Qi. El Qi pertenece a la mente. La mente pertenece a la nada.»
[Zhuangzi]




El Qigong, como otras áreas de la concepción vital en China, tiene carácter preventivo al ser ejecutado como una costumbre diaria; pero también puede ser un gran complemento para tratamientos médicos. 

Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de la práctica del Qigong: ¿qué forma elegir?

En un artículo anterior Qigong, una forma, tu forma , explicaba que si bien una determinada forma de qigong (o de cualquier otro tipo de p...

Qigong para la salud en Barcelona: Ba Duan Jin, taller de Mayo

Los inicios del Qigong en Europa